jueves, 24 de mayo de 2007

Señora Isabel


Guardo un especial recuerdo de esta telenovela colombiana. No sólo porque Señora Isabel se metió con respeto y humor en el espinoso tema de la mujer madura que se replantea todas las bases de su existencia después del cataclismo (su marido la dejó por otra más joven) sino porque Señora Isabel fue la primera telenovela que mi mamá y yo seguimos juntas como unas esclavas adictas, sin perdernos ni un solo capítulo.

A mi mamá (que también se llama Isabel) y a mí nos atrapó la historia, las actuaciones, los temas, los diálogos, la travesía de una persona que es obligada a reinventarse como mujer y como individuo. A la mejor amiga de Isabel la mató el Sida, un polémico tema para entonces entremezclado en la trama; a Isabel le llegó otra vez el amor pero de un periodista mucho más joven; a Isabel la necesidad financiera y la circunstancia la llevaron a volverse la empresaria que realmente era, transformando su pasión por las flores en una fuente de ingresos y autorevaloración.

Señora Isabel fue una mirada a ese mundo maravilloso y largamente abandonado del ser humano de mediana edad. Conservo un grato recuerdo de esta historia que tuvo su impacto en la audiencia venezolana de mediados de los 90.

1 comentario:

Tucu Lipu dijo...

Hola:
Recuerdo con mucho cariño esta telenovela, será posible conseguirla para verla de nuevo?
Bendiciones...